fbpx

Protege tu negocio: RGPD y registro de marca

¿Sabías que, aunque solo tengas un blog, para que a tu lista de suscriptores les llegue tus posts, tienes que tener un mínimo de protección de datos implantada? Cuanto menos un negocio…

¿Sabías que si alguien registra tu marca antes que tú, aunque lleves años con ella, te obligaría a cambiar completamente el branding y toda la esencia que representa tu negocio?

Hoy te contamos todo lo necesario para que puedas dormir tranquilo/a…

Ya ha pasado un año desde la obligatoriedad de implantación del Reglamento General de Protección de Datos, es hora de comprobar si cumplimos con la normativa.

¿Por qué tengo que implantar la protección de datos en mi negocio o en mi blog?

Porque, básicamente, tratas datos de carácter personal de tus contactos. ¿Creías que un email no es un dato personal? Pues sí, tanto como un DNI o el nombre completo.

Los datos de carácter personal son cualquier información referente a personas que nos permitan identificarlas.

Los datos pueden ser identificativos (nombre, apellidos, número DNI), de contacto, referidos a tu situación laboral, financiera, de salud, etc.

¿A qué estamos obligados cuando tratamos, en nuestro negocio o blog, datos de carácter personal?

A informar a tus usuarios (lectores, clientes, etc) de:

  • Quien es el responsable de recabar los datos en esa web o negocio (tú en este caso).
  • La finalidad para la que les pides sus datos (enviar tus posts, publicidad, etc).
  • Durante cuanto tiempo los vas a conservar.
  • Informar de sus derechos sobre los datos que te ha facilitado: acceder, rectificar, cancelar, etc.
  • Y un largo etcétera…

El usuario tiene que darte su consentimiento expreso, no valen casillas premarcadas ni dar por hecho nada. Tienes que facilitarle el acceso a todas las condiciones para que él pueda, libremente, aceptarlas o no.

Tendrás que garantizar a tus clientes y lectores que sus datos estarán siempre protegidos.

¿Y si solo tengo una web, informativa de mis servicios, sin blog?

Seguro que tendrás un formulario de contacto para que los lectores puedan ponerse en contacto contigo, ¿verdad?, pues en ese formulario, donde dejan su nombre y su email, también tendrás que informarles de lo que vas a hacer con sus datos, teniendo que implantar un mínimo de protección de los mismos.

Más ejemplos en los que tendrás que tener implantada la protección de datos:

  • Si tus lectores  pueden dejarte comentarios en el blog.
  • Si envías newsletter a tu lista de contactos.
  • Si tienes una tienda online. Aquí tendrás que avisar, ademas, de las condiciones de venta.
  • En los contratos de prestación de servicios con tus clientes.
  • En los contratos de colaboración con tus partners.
  • En tus facturas.
  • En el pie de tu email.
  • En tu sistema de gestión de archivos de tu documentación y la de tus clientes.
  • Y, de nuevo, un largo etcétera…

Como ves, por pequeño que sea el negocio, o simplemente por tener un blog, siempre tendrás que considerar y garantizar la protección de datos de tus lectores o clientes y lo que harás con ellos.

 

Y, ahora, hablemos de “tu bebé”, de tu marca, esa que tanto te costó crear, afianzar y hacer que la gente te reconozca por ella.

Tu marca no tiene porque ser una marca inventada, puedes ser tú misma tu propia parca personal.

¿Crees que los nombres propios no se registran? ¡Igual que un logo o una marca inventada!

¿Sabías que hay gente que se dedica a registrar marcas, logos y dominios, aunque no sean de su propiedad, para luego venderlos al “propietario” interesado?

 

No quiero resultar alarmista, pero puede pasar, y, de hecho pasa.

¿Por qué deberías registrar tu marca?

  1. Porque te conviertes en la única propietaria de la misma, por lo que solo tú podrás utilizarla para lo que quieras, y si alguien quiere hacerlo en tu nombre, tendrá que pedirte permiso y, si quieres, pagar por ello.
  2. Porque te proteges, como te adelantaba antes, de que otra persona pueda “suplantar” tu identidad de marca, registrándola ella antes, y confundiendo así a tus clientes y tu audiencia.
    1. Para tí es un activo, que, el día de mañana, podrás vender o ceder si así se te plantea la oportunidad

Por que, si alguien lo hace antes que tú, te obligaría a cambiar tu imagen, tu esencia, lo que tu transmites, algo que tanto tiempo y esfuerzo te costó plasmar en un logo o una imagen corporativa.

 

¿Hacen falta más motivos para plantearte registrar tu marca…?

¿Cómo podemos ayudarte?

Para que entiendas un poco mejor todo lo que te he comentado, te dejo el directo que hicimos con Eli, nuestra abogada.

Deja en manos de nuestra abogada las gestiones del registro de marca y protección de datos. Escríbenos y estaremos encantados de llevar tu caso.

 

Compartir:

Publicaciones relacionadas

Dejar un comentario

WhatsApp Escríbenos